Nuestra
Tienda

Nuestra historia se origina en el Raval, Barcelona, 1.862. Todo comenzó con nuestra fundadora Francesca Abella y su anhelo en fundar su propio negocio.

Años más tarde y con su pasión por el oficio de cerero, Cereria Abella se convierte en un negocio donde el arte, la artesanía y el oficio se entrelazan para mostrar un nuevo universo donde las velas transforman y transgreden sus orígenes. Os invitamos a formar parte de ello, la aventura sigue …

Hecho a mano en Barcelona

Detrás de cada vela hay un pedazo de la historia de las manos que la han creado. Piezas únicas impregnadas del carácter creativo, abierto y tan mediterráneo de la ciudad que las ha visto nacer.

Cada vela es fruto de la dedicación de un maestro artesano que, con pasión y esmero, desempeña este oficio singular. Un oficio esencialmente manual y pausado que, como la llama de una vela, desafía la vorágine del tiempo.